Fundación Sol publica estudio que establece el panorama sobre los salarios en Chile y el bajo valor de la fuerza de trabajo
Publicado en La Voz de los que Sobran el 10 de noviembre de 2020

El estudio elaborado a partir de los datos más recientes entregados por la Encuesta Suplementaria de Ingresos 2019 del INE, da cuenta que en Chile se registra un “considerable atraso salarial” y que “permite establecer un completo panorama sobre los salarios en Chile y el bajo valor de la fuerza de trabajo”, según lo estipulan sus autores, Gonzalo Durán y Marco Kremerman, de la Fundación Sol. 

Publicado en La Voz de los que Sobran el 10 de noviembre de 2020

"Los salarios que se pagan en Chile no alcanzan para vivir en Chile”. Con esta lapidaria frase, la Fundación Sol compartió en sus redes su más reciente estudio: “Los verdaderos sueldos de Chile: Panorama actual del valor de la fuerza de trabajo usando la Encuesta Suplementaria de Ingresos ESI (2019)”, basado en el reporte del Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

A través de los resultados alcanzados, sus autores, los economistas Gonzalo Durán y Marco Kremerman, concluyeron sobre el “considerable atraso salarial” patente en nuestro país. Los datos que sostienen sus argumentos son brutales: la mitad de los trabajadores chilenos gana $401 mil o menos, 2 de cada 3 trabajadores menos de $550.000, el 19,4% gana más de $800.000 y solo el 13,8% supera el $1.000.000 (2 de cada 3 trabajadores menos de $550.000 líquidos y solamente el 19,4% gana más de $800.000 (líquidos).

El estudio también revela otras diferencias que dan cuenta de los elevados niveles de precariedad que existen en el mundo del trabajo, como que el 54,5% del total de ocupados en Chile, no podría sacar a una familia promedio de la pobreza (62% en el caso de las mujeres y 49% para los hombres). ¿Por qué?

Cruzando los datos, se estableció en noviembre de 2019 que la línea de la pobreza por ingresos en Chile para un hogar promedio de cuatro personas es de $445.042, de acuerdo al Ministerio de Desarrollo Social. Entonces, “si consideramos solo a los asalariados del sector privado que trabajan jornada completa, la mediana es $449.652, esto quiere decir que prácticamente el 50% ni siquiera podría sacar a un grupo familiar promedio de la pobreza y se hace obligatorio que al menos dos personas trabajen en el hogar”, señala el reporte.

Los datos además dan cuentan de una brecha de género importante, dado que el 84,8% de las mujeres que tienen un trabajo remunerado gana menos de $800 mil líquidos.

“En el promedio y sin controlar por factores observables, la brecha de ingresos entre los hombres y las mujeres es $197.263 mensuales. En otras palabras, el promedio de ingresos que perciben las mujeres equivale al 71,9% del ingreso percibido por los hombres. Finalmente, otro modo de expresar la brecha sería señalar que, las mujeres ganan un 28,1% menos que los hombres (en el promedio y sin controles)”.

El estudio completo de Fundación Sol puede revisarse acá.