Estudio revela que el 54,7% del total de ocupados no podría sacar a una familia promedio de la pobreza

Publicado en La Voz de Maipú el 17 de septiembre 2021

Imagen: ATON

El estudio “Los verdaderos sueldos de Chile” de Fundación Sol arrojó una serie de datos respecto a los ingresos de los chilenos que reflejan un “considerable atraso salarial”.

Dentro de sus conclusiones podemos observar que el 50% de los trabajadores chilenos gana menos de $420.000 y 7 de cada 10 menos de $635.000 líquidos. Siguiendo esa línea el 20,5% gana más de $850.000 líquidos.


Brecha entre hombre y mujer

Por otro lado, la brecha entre hombres y mujeres es de $140.962 mensuales. “En otras palabras, el promedio de ingresos que perciben las mujeres equivale al 79,6 % del ingreso percibido por los hombres”.

Además si se toma al 50% de las mujeres ocupadas versus el 50% de los hombres ocupados, las primeras ganan un 11,2% menos. Este dato en relación al año anterior (2019) presenta una disminución de las brechas, la cual sucede “principalmente por la destrucción de empleos femeninos de bajos salarios durante la pandemia”.


Panorama Territorial 

Según el estudio en las regiones de Coquimbo, Valparaíso, O’Higgins, Maule, Biobío, Araucanía, Los Ríos, Arica y Parinacota y Ñuble se observa un atraso salarial más pronunciado, ya que el 70 % de los ocupados percibe menos de $600 mil.


Por otra parte respecto a la jornada de trabajo se puede observar que el 49,6% de los trabajadores que tienen jornadas de 40 horas o más a la semana, gana $500.000 líquidos o menos y sólo el 25,3% gana más de $850.000.


De acuerdo a los datos el 63,1% de quiénes trabajan 40 horas o más en una gran empresa perciben ingresos menores a $850.000 líquidos, y sólo el 14,7% percibe $1.500.001 o más.


Según revela el estudio en “noviembre de 2020, la línea de la pobreza por ingresos en Chile para un hogar promedio de 4 personas, es de $459.534. Si consideramos sólo a los asalariados del sector privado que trabajan una jornada de 40 horas y más, la mediana es $500.000, esto quiere decir que el 47,2 % ni siquiera podrían sacar a un grupo familiar promedio de la pobreza y se hace obligatorio que al menos dos personas trabajen en el hogar”.


Finalmente el estudio concluye que el 54,7% del total de ocupados en Chile, no podría sacar una familia promedio de la pobreza, con un 59,9% en el caso de las mujeres y un 51,2% para los hombres.