[ENTREVISTA] Marco Kremerman y sus definiciones: “La autoridad dice que no hay dinero, pero eso no es así”
Publicado en Publimetro el 3 de noviembre de 2020

El economista del momento y rostro de la Fundación Sol refuta las afirmaciones oficiales para no aumentar ayudas en medio de la pandemia de coronavirus. Y además dice que no le interesa convertirse en constituyente como muchos le piden por redes sociales.

Publicado en Publimetro el 3 de noviembre de 2020.
Por Marcelo González

Pese a la repercusión que han causado sus didácticas apariciones en programas de TV, el economista Marco Kremerman, de la Fundación Sol, no pierde el foco.

Sabe que se ha hecho conocido, que mucha gente lo sigue y que hasta lo han postulado como constituyente.

Pero mantiene la postura de que lo suyo en los medios es circunstancial, y que sólo representa la labor de un grupo que quiere aportar al cambio del país por medio de la academia y la enseñanza.

"Opino desde mi grupo de trabajo en la fundación. No hablo individualmente, estoy en un colectivo", cuenta a Publimetro el reconocido economista… quien ni siquiera tiene Twitter.


¿Está dispuesto a postularse para constituyente, como se pide en redes sociales?

—Hay varias cosas que solucionar antes de hablar de los constituyentes. De esta carrera ya desatada por ser constituyente, me preocupa que las reglas del juego fijadas en noviembre del 2019 —en el acuerdo de casi todos los partidos políticos— no  permiten que la Constitución cambie de forma importante, que el país sea más equilibrado. Tampoco se permite que personas independientes con un real compromiso de transformación puedan ser elegidas. Así es que mientras eso no se resuelva, no tiene mucho sentido hablar de quién puede ser constituyente.

—O sea, no le interesa postular en estas condiciones…

—Ahora no me animo a postular porque no me lo he preguntado. Ni siquiera es un tema que se haya conversado en la Fundación Sol. Cuando alguien se postula es como que se cree la mejor persona y que tiene la solución perfecta. Espero que quienes se postulen tengan raigambre en organizaciones sociales, pero lo que hemos visto hasta ahora es a políticos profesionales que pueden quedar supeditados al poder económico.

—Insisto. A muchos les encantaría que usted participe…

—Pero por medio de la fundación estamos todos los días pensando en cómo aportar en el debate público, educando y visibilizando las situaciones que nos importan. Esa es nuestra tarea y hacemos política a partir de lo que investigamos y enseñamos.

¿Qué opina de los partidos políticos?

—Sé que son muy importantes, no lo voy a negar. El problema son los partidos que han gobernado a Chile, pues lo han hecho muy mal y así han desprestigiado a la política. No me gustaría que se repitiera lo que pasó tras el Plebiscito de 1988, cuando luego de lograr el objetivo gracias a la movilización popular, se mandó a la gente a la casa y los políticos administraron sin contrapeso un modelo esquizofrénico, que originó mucha riqueza solo para algunos. Las consecuencias de eso las vemos ahora.

¿Cómo le gustaría que se diera el proceso?

—No en la línea de los cabildos de la segunda presidencia de Michelle Bachelet, que fue una manera institucional. Ojalá fuera un camino autogestionado, como en los  cabildos y reuniones que hubo justo después del 18 de octubre de 2019, con asambleas territoriales en las que la gente discutió libremente.

SACANDO LA CALCULADORA

Marco Kremerman hace el cálculo y lo que ve no le gusta.

"Los trabajadores ya destinaron más de 17 mil millones de dólares de sus ahorros previsionales a mitigar la crisis, y el Gobierno a través de impuestos y endeudamiento ha colocado entre cinco mil y seis mil millones de dólares. Los hogares han puesto más de tres veces en recursos". 

Añade que "la autoridad dice que no hay dinero, pero eso no es así. Chile tiene capacidad para endeudarse en más del 35% del PIB. Uruguay y Croacia, muy similares a nosotros en el PIB per cápita, se han endeudado hasta el 70%. Además, tenemos ahorros en torno a los 25 mil millones de dólares. Y, lo más importante, hay que subir los impuestos de forma transitoria a los que más tienen  para sumar cerca de siete mil millones de dólares, que serían un gran aporte directo a la gente con graves problemas".

Marco Kremerman: "El Gobierno ha sido incompetente"

Aunque desde el comienzo no ha estado de acuerdo con que los trabajadores saquen dinero de sus fondos previsionales, Marco Kremerman le otorga legitimidad a la medida impulsada en la Cámara de Diputados. Un segundo retiro de un 10% desde las AFP para ayudar a superar la crisis.

"No queda otra si el Gobierno ha sido incompetente para dar las soluciones esperadas. Es una gran falla de todo el sistema político que se haya concretado el primer retiro y que el segundo vaya por el mismo camino, imparable".

El economista sostiene que "lo mejor era implementar transferencias directas universales, no testimoniales ni focalizadas. Los bonos, el IFE , la Ley de Protección del Empleo y el préstamo no han cubierto los recortes de ingreso". 

Y  agrega que "como no hay Renta Básica de Emergencia ni más impuestos a las personas de mayores ingresos y patrimonio, hay que recurrir a sacar plata de las AFP".

SU CV

Nombre: Marco Kremerman Strajilevich.

Cargo: Investigador de la Fundación Sol en temas de Desigualdad, Salarios, Seguridad Social y Educación.

Estudios: Economista de la Universidad Católica. Máster  en Políticas del Trabajo y Relaciones Laborales de la Universidad de Bolonia, Italia. Cursos de especialización en la Universidad Castilla de la Mancha de España para Expertos Latinoamericanos en Relaciones Laborales y en el Centro Internacional de Formación de la OIT en Turín, Italia sobre conglomerados productivos (clusters).

Docencia: En la USACH, la U. de Chile y la U. de  Valparaíso.